3-072

Vestíos de bondad,
de humildad, de dulzura,
de comprensión y de misericordia
.

Sobrellevaos mutuamente,
perdonaos cuando tengáis

contra alguien cualquier queja.

Si Dios os ha perdonado,
haced vosotros lo mismo.
Pues que si no lo hacemos,

tampoco encontraremos su perdón.

¡Es tan grata la vida
en ese clima suave de bondad,
de perdón y de dulzura…!

 

Con la voz del P. Gago:

(Por cortesía de Mari Cruz Castuera)