3-027

Donde poses los pies
deja perfume y sabor de dulzura.

La sonrisa sincera,
la mano abierta.
El favor a cualquiera,
el perdón y la caricia,
el llanto compartido.
La paciente postura del que escucha
la dolencia y desgracia del vecino.

Dondequiera que estés siembra paz, optimismo y armonía.

 

Con la voz del P. Gago:

(Por cortesía de Mari Cruz Castuera)