2-017

Puede que alguien se ría de tu bondad,
que abusen de ella o que te la censuren
diciéndote que así no llegarás muy lejos.
No es verdad.
En el fondo admirarán tus firmes convicciones.

Aunque todos se mofaran,
no hay camino más serio y respetable,
provocador de admiración y de sorpresa
que el camino del bien.

De ser bueno no te arrepentirás.
El juicio de los hombres no es tu norma.
Tu norma es la bondad a toda costa.

 

Con la voz del P. Gago:

(Por cortesía de Mari Cruz Castuera)