Decir a alguien “te amo”, equivale a decir: “tú no morirás.”

Dios ya se lo ha dicho.  Hoy se lo decimos también nosotros: Fr. José Luis Gago sigue vivo en nuestro corazón.

4 de Julio de 2013